Todo sobre el oro comestible

oro comestible

Qué es el oro comestible

Desde su descubrimiento, el oro ha sido perseguido por todos y utilizado para muchas y diversas cosas, incluso para comérselo. Seguramente muchos estéis ahora mismo alucinando y pensando que este artículo es de broma. Pues no, el oro es comestible y se ha usado como condimento culinario desde hace cientos de años.

Ya lo ingerían los egipcios en la antigüedad, cocinando panes con oro en polvo. Tenían una fijación muy fuerte con este precioso metal, para ellos el oro era la carne de los dioses y creían que comerlo los acercaba más a su divinidad.

También era muy consumido en la India, en China y en otros países, para cada cultura tenía su propio simbolismo. Incluso en la Edad Media se creía que tenia propiedades medicinales. Puede parecerte una extravagancia, pero ahora está cada vez más de moda y lo puedes encontrar en muchos restaurantes de alta cocina.

Algunos chefs preparan múltiples platos con este característico ingrediente, pero ya puedes preparar el bolsillo, porque su precio no esta al alcance de todos. El plato más caro conocido es un helado con varios ingredientes premium incluyendo oro y diamantes, su precio asciende a los 25.000 euros.

comer oro

Cómo es el oro comestible

El oro comestible es simplemente oro, pero oro puro, de entre 22 y 24 quilates. Para este cometido no sirve ninguna aleación con otros materiales como sería el oro blanco por ejemplo.

Realmente no tiene olor ni sabor, lo que lo hace simplemente un elemento de decoración en la cocina, eso si, añadiéndole un dineral al coste del plato que se cocine y sin duda mucha elegancia.

También se le conoce como aditivo E175, es hipoalergénico, biocompatible y seguro para el organismo, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y es bueno para la eliminación de toxinas. Actualmente es en la India donde más oro se consume, llegando a usar cerca de 12 toneladas al año para este fin.

Recetas hechas con oro

Con el auge de este insólito ingrediente en todo tipo de platos, ya se pueden encontrar múltiples recetas por internet, solo hay que investigar un poco y seguro que encuentras una de tu agrado. Aquí te dejamos una sencilla receta de chocolate con copos de oro para que experimentes en casa.

Sobretodo se usa en postres como tartas y pasteles, pero se pueden encontrar recetas de primeros y segundos platos muy variados. También puedes coger alguna idea de algún restaurante de lujo en el que sirvan comida con oro y este cerca a donde vivas.

Anímate a probarlo y a hacer alguna elaboración con este exquisito ingrediente, seguro que el resultado te sorprenderá. Combinará muy bien en cenas y comidas especiales como por ejemplo en navidad y fin de año, aportando color, elegancia e innovación a la celebración.

Como se hace el oro comestible

Para su fabricación se usan pepitas de oro de mínimo 22 quilates que se funden en un horno a una temperatura de 1200 grados volviéndolo líquido, luego lo vierten en unos moldes como si preparasen lingotes y lo dejan enfriar para que vuelva a solidificarse.

Con una máquina especial hacen una lámina de tan solo 0,015 milímetros de grosor, de la cual sacan un montón de láminas que posteriormente dejarán aún más finas, llegando a 0,00015 mm.

lamina de oro comestible

Hay que tener mucho cuidado en su manipulación debido a su alta fragilidad. Con los restos se hacen más variantes, puedes comprar oro comestible de todo tipo: virutas, láminas comestibles, copos, escamas y en polvo. Su precio es elevado pero le darán a tus platos un toque distinguido y mucho glamour, seguro que no dejarán a nadie indiferente.

¿Te animas a usarlo en tus platos? cuéntanoslo en los comentarios y compártelo con tus amigos cocinillas 👨‍🍳

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

Deja un comentario